Quiero compartiros unos puntos clave de mi estudio sobre las nuevas constelaciones familiares acerca del éxito en las empresas.

Un aspecto clave para nuestro éxito es la primera experiencia de vida que llega con nuestro nacimiento.

La importancia del nacimiento

Las condiciones de nuestro nacimiento serán determinantes para marcar el éxito en nuestras vidas, pues luchamos contra todas las adversidades que se pueden presentar para conseguir nacer a través del útero de nuestra madre.

De está experiencia obtenemos también las fuerzas para conseguir alcanzar el éxito más adelante.

Y este primer momento va a ser crucial y determinante para nuestro desarrollo en la vida profesional.

Para los que llegan a nacer de manera asistida van a poder superar situaciones que les conduzcan de manera similar hacia el éxito, aunque en determinadas ocasiones estas personas busquen recursos externos para acometer sus fines.

Puesto que de las situaciones difíciles y pesadas se obtiene también una gran fuerza para seguir adelante.

¿Qué entendemos por éxito?

Cuando hablamos de éxito tendemos a pensar que nos referimos a conseguir grandes méritos acompañados de vivir en abundancia. Por el contrario, nos despistamos de celebrar los pequeños logros.

Y estos los podemos vivir como éxitos.

Cuando nos permitimos celebrar los éxitos pequeños lo que hacemos es generar energía de éxito en nuestra empresa y está energía se tornará magnética para nosotros y para la empresa, por ello es importante reconocer todo lo que acontece en nuestra empresa.

Los fundamentos de la empresa

Otro aspecto clave es observar los fundamentos de la empresa.

Los fundamentos son el inicio de la empresa, su visión y misión.

Son los que construyen los proyectos en el presente y en el futuro para conseguir alcanzar los objetivos planteados inicialmente y en base a los cuales empieza el desarrollo de la vida de la empresa.

Cuando una empresa es dinámica y se permite observar cuál fue su objetivo inicial, puede ver si en el día de hoy está yendo a buen puerto o por el contrario sería conveniente revisar esos fundamentos.

Puede ver si está generando un beneficio para todos y pueda prosperar y tener éxito puesto que está al servicio de la sociedad.

Toda creación tiene un ciclo natural.

Tal y como lo tienen nuestras vidas.

El inicio para la empresa será su concepción y en el tiempo llegaremos al final ya sea por la consecución del objetivo o por la finalización del proyecto en cuestión.

Por ello en este punto aún y pensar y haber escuchado continuamente que lo importante es vivir en el presente, también es de sabios observar el pasado, revisar esos fundamentos, observar la dirección que han tomado nuestros objetivos iniciales, así como integrar el aprendizaje.

Pues si no nos permitimos cerrar estos ciclos algo en ellos quedará inconcluso y nos va a restar la fuerza para seguir adelante, para seguir generando el crecimiento de nuestra empresa con el éxito deseado.

La visión de Hellinger

Ahora bien, Hellinger lo repite a lo largo del desarrollo de la filosofía sistémica:

El éxito viene como consecuencia de nuestra integración y aceptación incondicional de nuestra madre.

Otra observación que Hellinger nos hace tener en cuenta es que la primera empresa de la que formamos parte es la familia y su gobernante es nuestra madre.

Por lo que nosotros tendremos éxito en la medida que permitamos los éxitos de nuestra madre al frente de la empresa familiar.

Si le negamos sus éxitos, nos negamos nuestro propio éxito.

Si rechazamos a nuestra madre, nos rechazamos a nosotros mismos.

La aceptación de la Vida tal y como Es

De la misma manera pudo observar que las personas exitosas y que además experimentan la abundancia de manera amplia, son personas que aceptan a todos por ser como son.

Tratan a los demás con el respeto que se merecen y son capaces de establecer los límites con su entorno de manera sana y equilibrada.

En definitiva, son personas que viven conectadas con su vida y con sus destinos, honrando y aceptando a todos y a todas las situaciones que se les presentan.

Ante las dificultades no entran en patrones de queja, sino que observan la mejor solución para sus empresas teniendo en cuenta todas las partes humanas que las componen.

Las empresas con éxito son empresas que valoran el rendimiento de sus trabajadores, haciéndolos participes de los beneficios que de su actividad se deriva.

El empresario que alcanza el éxito va a beneficiar a muchos.

Pues varias o muchas familias que le acompañan se ven beneficiadas por su éxito.

De la misma manera ocurre con los fracasos empresariales, varias o muchas familias se van a ver afectadas si las pérdidas llevan a la quiebra con la consecuente afectación al empleo.

Así podemos observar que quien emprende una profesión de empresario va a afectar de mayor manera a la sociedad que le rodea, de manera que el proyecto inicial nacido del sueño de un empresario se convierte en un bien común afectando a la sociedad en la que impacta y expandiéndose más allá de su anhelo inicial, pues éste se puede tornar en un anhelo colectivo.

Las personas que experimentan el éxito por lo general son personas bondadosas y amorosas.

Capaces de compartir sus ideas para el beneficio de muchos.

Por lo que si te ves envidiando o rechazando a personas o empresas con éxito, estás magnetizando el rechazo al éxito.

Si sientes que en tu vida existen bloqueos al éxito empresarial te propongo un ejercicio.

El ejercicio consiste en que cada día realices una pequeña visualización en dos partes.

Primero te visualizas a ti:

  • Te reconoces perfecto o perfecta como ser humano.
  • Te reconoces al servicio de la vida, al servicio del fluir de las situaciones que se presentan ante ti.
  • Te reconoces los méritos logrados, los pequeños éxitos conseguidos.
  • Te reconoces los errores como humano y reconoces a la vez los aprendizajes de las situaciones que nos has sabido gestionar como te hubiera gustado.
  • Ante toda la grandeza de la vida y de tu destino te rindes ante ello, te rindes haciendo una honra a tu persona. Sabiéndote dirigido y guiado por algo más grande.

 Segundo visualizas a tu madre:

  • Observas toda su grandeza.
  • Celebra sus éxitos en la empresa familiar.
  • Te rindes ante ella haciendo una hora profunda hacia su ser y conectando con su amor hacia ti.
  • En este amor no permitas el juicio, simplemente obsérvala como humana capaz de conseguir logros y cometer errores.
  • Le das las gracias por la vida.

 Repite el ejercicio a diario por el tiempo que sea necesario.

Integrar a nuestra madre es uno de los trabajos más necesarios para nuestro bienestar y desarrollo personal y espiritual.

Realizando este ejercicio vas a generar el electromagnetismo necesario de energía amorosa para conseguir integrar y aceptarla de manera incondicional.

A la vez que te estarás impregnando de energía de éxito a tu empresa.

En numerosas ocasiones me he encontrado con personas que me dicen que ya se han trabajado la relación con sus progenitores.

Y quiero mencionar que este tipo de trabajo no es una consecución momentánea, sino que es un camino.

Y  como todo camino tiene sus altibajos, pero como espiral que es cada vez evoluciona a mayor integración de este amor incondicional.

Te dejo a continuación con el vídeo que he preparado para ti. Espero que te guste y que la información te sea útil.

Saludos y abrazos

Marta Adell.

Vídeo: El éxito de las Empresas

Hijos Felices de Padres Conscientes

Esta semana, Marta Puig y Marta Adell participan en esta Cumbre Online, enfocada a aquellos padres que quieren vivir su Paternidad y Maternidad de una forma más consciente y respetuosa. 

Obtén tu entrada gratuita:

Aprende con nosotros de forma ONLINE

En nuestro  CAMPUS VIRTUAL  tendrás   acceso ilimitado a todos nuestros Cursos y Masterclass, foros de soporte con los profesores para la resolución de dudas, nuevas clases cada semana, y un montón de recursos con los que podrás ir creciendo Personal y Espiritualmente.

¡Aprende a tu ritmo!

Dejános tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *