Éxito desde la Visión Sistémica

El Éxito, desde la Visión Sistémica, se fundamenta en dos reglas principales:

  1.  Asentir a todo cómo es
  2. Tomar a nuestra madre incondicionalmente. 

 

Asentir a mi vida como es, a todo como es y a todos como son.

«Entendemos que no somos perfectos, la perfección no existe.» 

La vida nos pide una honra profunda a las cosas que se manifiestan tal y cómo se manifiestan.

Superar nuestros rechazos a lo que se manifiesta con tal de rendirnos a lo que nos toca. Poder mirar cada situación desde la humildad porque no podemos controlar lo que sucede, pero sí podemos controlar cómo reaccionamos ante lo que se manifiesta delante nuestro.

Cuando no estamos en el asentimiento estamos conducidos por nuestras fidelidades.

De este modo permitimos que el inconsciente gobierne nuestras emociones y pensamientos, atándonos al dolor y al pasado, impidiendo nuestra conexión con el guía interno y con el presente.

fotos viejas, pasado, fidelidades, familia

Entonces la respuesta de la vida será manifestar la energía rechazada con mayor fuerza,  para ver si eso nos permite darnos cuenta de que tenemos que rendirnos a lo que nos toca vivir.

El éxito es el momento en el que uno se dice a sí misma “Lo he conseguido” cuando entramos en esta energía nos sentimos plenos y orgullosos de nuestro esfuerzo y camino.  

El éxito no es alcanzar las metas, es todo aquello que se encuentra en cada pequeño paso que damos hacia ellas.  

Cuando al éxito le acompaña la Gratitud, el siguiente paso será otro éxito y así vamos acumulando las partes que nos hacen sentir el valió la pena.

Manos

El Éxito desde la Visión Sistémica nos acerca a otro aspecto clave de las fuerzas de manifestación del éxito Tomar a nuestra madre. 

Tomar a la madre significa aceptarla incondicionalmente, con toda su humanidad. Tan imperfecta como cada uno o una, tan humana como todos, tan humana como yo.

Rendirnos a nuestra madre como es nos aporta no solo éxito, sino también salud física, amor de pareja, prosperidad, equilibrio entre el dar y el recibir. Todas estas energías fluyen cuando nos rendimos y tomamos a nuestra madre.  

Para consolidar el éxito en todas las áreas de nuestra vida, la cosa se amplía a una mayor aceptación de todo y pasa ahora por tomar a nuestro padre, tal como es, con toda su humanidad y con toda su imperfección, igual que nosotros permitirnos ser imperfectos.  

Rendirnos a ambos por igual y tomarlos como una unidad sin preferencias, nos conecta con el éxito en todas las áreas de nuestra vida.  

 Rendirnos a nuestro padre como es nos da fuerza, conexión con la realidad, trabajo y en cuanto a las fuerzas del amor nos abre a la pertenencia amplia y al respeto de todo como es y todos como son.  

 

¿Cuál es nuestro primer éxito? 

El nacimiento es el primer éxito para la vida de un humano. Es decir, que para todos los vivos hemos experimentado el éxito. 

madres, bebe, recien nacido

Luego cada paso que damos se convierte en fuente de celebración del entorno en la mayoría de los casos.

Cuando el bebe hace su primer llanto lo celebramos, su primera comida, también lo celebramos, el primer eructo también… así sucesivamente se van celebrando los pequeños éxitos de la vida de un recién nacido.  

Esto es relevante pues todo lo que he expuesto significa que la cosa va hacia adelante, que la vida de esta nueva personita prospera y es motivo de celebración por éxito.

Así se va forjando la energía de éxito en cada uno. 

Luego aparecen otras complicaciones que pueden mermar nuestra capacidad de éxito.

NIÑO CORRIENDO INFANCIA

En nuestra infancia estamos expuestos a ciertas situaciones de las que nos creemos responsables sin serlos. El sentimiento de culpa que puede albergar un niño o niña pequeños es un bloqueo a la conexión con el éxito. Lo que Bert Hellinger llamó movimiento interrumpido. 

El movimiento interrumpido se da cuando el bebe o niño pequeño quieren llegar al amor de la madre o padre pero no pueden hacerlo. Por poner un ejemplo, seria en el caso de niños que tienen que ser llevados a una incubadora, donde pierden el contacto pleno de fusión que estaban viviendo hasta antes de nacer.  

Muchas casuísticas pueden congelar el amor del bebe o niño y generar esta energía de interrumpir el amor, generando un bloqueo interno con el éxito.  

Una solución óptima pasa por constelar los movimientos interrumpidos de uno mismo.  

Otras energías que impiden el éxito serían la queja, ingratitud y rechazo de lo que se manifiesta en nuestra vida.  

Así como fidelidades a ancestros que nos impidan su propia manifestación. Fidelidades a ancestros que no tuvieron éxito, o cuyo éxito fue a costa de terceros sin reconocer la parte de los terceros.   

Descubre tu conexión con el éxito en el video de Visión Sistémica del Éxito 👇

Si quieres desanclar programas, patrones, fidelidades que te impidan el éxito Descubre el Nuevo Curso: La Visión Sistémica del Éxito en la Vida.

Curso Online EN DIRECTO con Marta Adell, los días 16 y 17 de diciembre a las 16h (España)

CONSULTA toda la Información en el SIGUIENTE ENLACE  👇

Marta Adell Sebastià

Marta Adell Sebastià

Inició el camino de la Consciencia Sutil a través de las Constelaciones Familiares en el 2004 de la mano de Bert Hellinger y de Brigitte Champettier, gracias a su padre. Desde entonces su curiosidad la lleva a investigar y profundizar en el ser humano, su psique y su energía, llegando a Mundo Pránico en el 2014, dónde se quedará para formar parte del Equipo Directivo, desarrollando las Constelaciones Cuánticas con Consciencia de la Energía Sutil.

Comparte este Post con tus amigos:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Déjanos Tus Comentarios, nos encanta saber qué te parece el contenido que te compartimos ❤️

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres una vida
consciente y
espiritual?

Únete y te mandaremos nuestro Ebook "Las 7 Herramientas para vivir una vida plena"

Próximas Actividades:

en Directo, Online y/o Presenciales

febrero, 2024

Sin eventos programados

Categorías

X