Todos deseamos el éxito en nuestra vida.

Pero la mayoría de personas estamos más familiarizadas, por herencia, con las formas pensamiento de fracaso.

Deseamos el éxito desde la falta de éxito.

Nos educan para ser fuertes ante las dificultades y para poder soportar el fracaso y nos hacen sentir que no somos merecedores del éxito.

¿Qué entiendes tú por éxito?

Primero vamos a definir que es el éxito, ya que para  cada persona es algo completamente distinto.

El éxito supone estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado y con las herramientas necesarias para obtener un objetivo.

Es estar en el camino correcto, con la seguridad de que es el camino que nos llevará a nuestros objetivos.

No se puede dudar del camino cuando salgan las dificultades que nos van a poner a prueba.

El éxito llegará tarde o temprano si hacemos las cosas bien en el camino correcto.

Si el camino no es el correcto, podemos esforzarnos mucho sin obtener resultados.

Detectar aquello que nos limita

Tenemos que tener claro qué éxito particular y personal queremos, sin interferencias de otras personas.

 Y  también qué camino tenemos que seguir para llegar hasta él.

Para ir a la universidad primero vamos a la escuela, después al instituto y finalmente a la universidad. Y en la universidad, cada uno elige la carrera que quiere para conseguir sus objetivos de éxito personales.

Una vez tenemos claro nuestros objetivos y su camino, tenemos que observar  que programas, memorias, formas de pensamiento… arrastramos que no están alineados con nuestro éxito.

Por ejemplo: “eres tonto”, “no sirves para nada”, “eres un inútil”, “no eres merecedor”, “eres pobre”, “eres inmigrante”, “eres diferente”, “nunca vas a encontrar trabajo”, “el éxito es para los otros más altos, más guapos, más…, no para ti”, etc…

Libérate de las cargas

Una vez detectados los patrones limitantes, tenemos que decidir si los queremos o no.

A veces no esta muy claro.

Si decidimos que no, tenemos que empezar un periodo de sanación insistente de esas formas pensamiento negativas, con observación, con meditación, con la pantalla mágica y/o con sanación profesional, si es necesario.

Cuando ya nos hemos liberado de todas esas cargas, tenemos que rellenar y reprogramar ese vacío con formas pensamiento positivas de éxito.

Pero con formas pensamiento que sean positivas y eficaces para ti y tu éxito personal.

No sirven formulas de otras personas, tenemos que buscar los programas adecuados para nuestro camino a nuestro éxito personal e intransferible.

Aquí os dejo algunos ejemplos generales de formas pensamiento de éxito:

  • Yo soy merecedor de éxito en mi vida (¿te lo crees?)
  • Yo puedo
  • Yo soy capaz
  • Yo soy feliz con mi vida
  • Yo amo mi vida
  • Yo estoy en mi camino de éxito

Habla con la imagen de tu espejo cada día y dile lo que eres amorosamente.

¡A ponerse manos a la obra!

Albert Roca

Vídeo: Formas pensamiento de éxito

Próximos cursos Presenciales y Online en Directo

01ene12:00 am12:00 am12:00 am - 12:00 am

25jun7:00 pm8:00 pmClase Abierta: Refuerza tu piel con Estética Energética7:00 pm - 8:00 pm Online Event TagsONLINE

12jul(jul 12)3:00 pm14(jul 14)9:00 pmEspecial de Estética Energética (tres días)3:00 pm - 9:00 pm (14) Castellgalí (Barcelona) Event TagsONLINE,PRESENCIAL

Aprende de forma ONLINE, cuando quieras y como quieras.

En nuestro  CAMPUS VIRTUAL  tendrás   acceso ilimitado a todos nuestros Cursos y Masterclass, foros de soporte con los profesores para la resolución de dudas, nuevas clases cada semana, y un montón de recursos con los que podrás ir creciendo Personal y Espiritualmente.

¡Aprende a tu ritmo!

Dejános tu opinión

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *