Heridas del Alma

Hablar por hablar de la sanación espiritual, nos podríamos ir por las ramas y llenar un montón de libros sin llegar a una conclusión comprensible y útil, por eso lo que expongo en este artículo. Lo he podido comprobar, experimentar, explorar energéticamente y enseñar en el curso de sanación espiritual.

Todo el mundo esta capacitado para sanar su alma, pero no todas las personas se atreven a profundizar en las heridas de su alma.

La herida más profunda del alma, del alma encarnada o del alma desencarnada, es la “IGNORANCIA”, la ignorancia de la vida, la ignorancia de la muerte y la ignorancia de la vida después de la muerte. Muchas veces, esa ignorancia ha sido potenciada y alimentada por las religiones, que siempre han querido cobrar peajes para poder comunicarte contigo mismo y tu esencia divina.

Sanar el AlmaCuántas veces hemos oído que eres un alma vieja o un alma joven. Todas las almas son viejas, con más o menos experiencia en la tierra, todas tienen muchas experiencias de enfermedad, antiguamente normalmente mortales y muchas experiencias de muerte, normalmente traumáticas, el hombre tiene el incomprensible vicio de matarse los unos a los otros, esas memorias traumáticas, hacen mella en nuestra alma, vida tras vida, muerte tras muerte… y esas memorias, nos llenan de miedos que nos impiden vivir libremente y sentirnos seguros.

Muchos conflictos que nos afectan en nuestra vida, son memorias traumáticas de nuestra alma, que si no se sanan y liberan, nuestra alma va repitiendo, vida tras vida, año tras año, como un círculo vicioso de dolor y sufrimiento, algunos lo llaman infierno, otros lo llaman Karma, yo lo llamo: los gritos desesperados de tu alma para que la liberes.

La pregunta es:

¿Te atreves a escuchar y liberar tu alma?

DISFRUTA DEL VÍDEO-DIRECTO DE ALBERT ROCA

IMPORTANTE: activa el sonido clicando en el icono de volumen que aparece en la esquina inferior derecha del vídeo.

Dejános tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *