De la misma manera que el consumismo ha secuestrado la navidad o el espíritu navideño y las calles comerciales de las grandes y pequeñas ciudades.

El cristianismo en su histórica expansión por el mundo conocido, hizo lo mismo con todas las festividades paganas. 

Santificando las inercias de las festividades de las sociedades de su época, apropiándose de las fechas más importantes de cambio energético, de cambio de estación y de los ciclos naturales de la única y verdadera religión, la madre Naturaleza y el padre Sol. 

Rostro de Jesús en la Navidad

Una de las razones por la que se celebra la navidad y el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre, no es por el día de su nacimiento, sino por el día que Jesús fue “concebido” según la biblia y después los cálculos de los ciclos naturales de un embarazo. 

La navidad y la historia

Históricamente hay varias deidades o personajes que tienen algunas coincidencias con el nacimiento de Jesús.

Mitra, un Dios muy venerado por los legionarios romanos, Apolonio de Tiana con una bibliografía muy parecida a la de Jesús.

También, últimamente ha habido mucha introducción, como es muy difícil saber el nacimiento de un personaje histórico antes de que sea histórico, ante la duda nació el 25 de diciembre igual que el sol. 

Por otra parte, hay ciclos naturales de nuestro calendario que tienen una gran relevancia en la agricultura que es el sustento para toda la sociedad.

A finales de diciembre es el solsticio de invierno, la noche más larga y el comienzo del renacer del astro sol, el principal Dios del universo. 

Dependiendo del calendario de cada lugar el solsticio de invierno se celebraba del 20 al 26 de diciembre.

Astrológicamente en occidente el solsticio de invierno es el 22 de diciembre, se celebra el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre por el cambio del calendario Juliano al calendario Gregoriano. 

La auténtica celebración a nivel mundial es el solsticio de invierno.

Los Incas, los Aztecas, el país del sol naciente, los antiguos germanos que también decoraban el árbol del universo, los celtas, los egipcios, todas las civilizaciones celebraban el nuevo ciclo solar y su renacimiento.

Cada cultura tenía su manera de dar la bienvenida al sol a través de sus rituales y tradiciones ancestrales. 

Árbol de la navidad

El imperio Romano que son nuestra mayor influencia celebraban el “nacimiento del sol invicto” y el nacimiento de la luz, relacionado con el Dios Apolo, Dios de la luz y el sol y con Saturno el Dios de la agricultura y la cosecha. 

A partir del solsticio de invierno el sol va ganando terreno a la noche hasta llegar al verano con todo listo para recoger la cosecha y poder alimentar a la familia todo el siguiente año. 

 La Navidad Energéticamente

A nivel energético estamos hablando de muerte y resurrección del rey astro.

Renovación necesaria para la continuidad de la vida, relacionado con la fría tierra como lugar perfecto para plantar las semillas que en primavera florecerán por la fertilidad del elemento agua y el calor del sol que activará el elemento fuego. 

Es tiempo de ir hacia adentro, para plantar la semilla de vida, la semilla del amor Crístico, la semilla que tiene que convertirse en luz brillante.

Pero es necesario plantarla con consciencia en nuestro interior y en nuestro corazón, por muy fría y dura que sea la tierra o el corazón. 

Arbol de la Navidad

Cuando conseguimos iluminar nuestras luces y bolas de navidad, es el momento para compartir ese amor incondicional con las personas de nuestro entorno y con nuestra familia.

Es el momento de iluminar la estrella en lo más elevado de nuestra corona e iluminar con nuestra luz a toda la humanidad. 

Al ir hacia nuestro interior nos conectamos con nuestra naturaleza divina.

Y eso, nos permite conectar con las frecuencias amorosas de todos los maestros que están en armonía con la consciencia Crística, muy activos y receptivos en esta época del año. 

Los maestros nos guiarán y protegerán en la nueva senda que se abre con el nuevo año de transformación divina.

La nueva era dorada de seres humanos iluminados por su propia estrella de la navidad, con el objetivo de brillar e iluminar todo el año sin interrupción. 

¡Feliz navidad consciente! 

Albert Roca Valls

Albert Roca Valls

Estudioso de diferentes escuelas iniciáticas, inició su carrera como Sanador Energético en el 2008, más de 10 años dedicado a las personas y al mundo de las energías sutiles.

Comparte este Post con tus amigos:

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram
Email

Déjanos Tus Comentarios, nos encanta saber qué te parece el contenido que te compartimos ❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres una vida
consciente y
espiritual?

Únete y te mandaremos nuestro Ebook "Las 7 Herramientas para vivir una vida plena"

Próximas Actividades:

en Directo, Online y/o Presenciales

febrero, 2023

16feb16:0017:00Sesión de Armonización Energética con Marta Puig16:00 - 17:00 Online en Directo Event TagsONLINE

18feb(feb 18)15:0019(feb 19)21:00Curso Constelaciones Cuánticas Nivel 1 · ONLINE (DOS DÍAS)15:00 - 21:00 (19) Online · Directo Event TagsONLINE

20feb16:0020:00Grupo de Constelaciones Cuánticas Online Febrero16:00 - 20:00 Online en Directo Event TagsONLINE

Categorías

X