Todos los portales se repiten año a año con sus influencias zodiacales.  

El cuarto mes del año, siempre tiene las influencias marcadas de Aries y su planeta regente Marte, es un inicio en toda regla.  

Un nuevo ciclo activado por la chispa de vida del elemento fuego, una nueva estación del año emergente. 

¿Pero qué hace distinto este nuevo ciclo de otros comienzos anteriores? 

Lo que hace distinto a cada portal, es toda la carga planetaria que le influye.

Cada año las influencias planetarias son distintas, estamos en un punto de la galaxia, a miles de kilómetros del año pasado, y algo muy importante que a veces se nos pasa por alto… nosotros no somos la misma persona.  

El año pasado fue un año muy intenso, que ha cambiado a las personas, a la sociedad y algo que es la primera vez que ocurre, nos ha sintonizado y sincronizado con todo el mundo, para lo bueno y para lo malo. 

El portal 4 del 4 nos habla, los números son mensajeros de la energía del 4 multiplicada y potenciada.  

El número 4 tiene muchos mensajes y áreas de manifestación, la capacidad de manifestación del número 2 multiplicada por 2. El 4 es estable, es terrenal, es un trono pesado y anclado a la tierra y al hombre, un trono de 4 patas.

El 4 es cabezota, cuadriculado, de ideas fijas, un cabeza cuadrada rígido y a la vez muy equilibrado, con los 4 puntos cardinales, con los 4 elementos de la naturaleza (tierra, agua, aire y fuego), con las 4 estaciones o periodos del año y espera sentado en su trono, a los 4 jinetes del apocalipsis.  

Cuando nos permitimos levantarnos del trono y cruzar el umbral, la puerta cuadrada, rígida y pesada, trasformamos ese cuadrado en un cubo, y si ese cubo lo ponemos en vertical, se transforma en un rombo, dentro de todo cubo hay un potencial octaedro, dos pirámides unidas por su  base cuadrada.

El elemento agua y fuego, realizando alquimia evolutiva humana. 

Todos los números tienen la capacidad de evolucionar y liberar su potencial, el potencial de transformación de ser, y el número 4 con su potencial del 44, es un número maestro evolucionado, que significa que ya ha transitado y aprendido de los números maestros 11, 22 y 33.  

Cada portal que transitamos con consciencia, es un impulso hacia adelante y hacia adentro más profundo y consciente, lo que es afuera es adentro y lo que es arriba es abajo. 

Para jugar y ganar una partida de vida, necesitamos todas las cartas de la baraja y si te falta alguna carta, no te preocupes que el año siguiente tendrás otra oportunidad, el universo está lleno de segundas oportunidades, feliz portal. 

Albert Roca Valls

Albert Roca Valls

Estudioso de diferentes escuelas iniciáticas, inició su carrera como Sanador Energético en el 2008, más de 10 años dedicado a las personas y al mundo de las energías sutiles.

Comparte este Post con tus amigos:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres una vida
consciente y
espiritual?

Únete y te mandaremos nuestro Ebook "Las 7 Herramientas para vivir una vida plena"

Próximas Actividades:

en Directo, Online y/o Presenciales

diciembre, 2021

18dec(dec 18)16:0019(dec 19)20:00Curso Constelaciones Cuánticas en los negocios (Dos Días)16:00 - 20:00 (19) Online en Directo Event TagsONLINE

21dec19:0020:00Taller en Directo: Armonizándonos con el Amor19:00 - 20:00 Online Event TagsONLINE

Categorías

X