Síndrome del Impostor

Síndrome del Impostor

(= síndrome del fraude)

¿No te permites el éxito y el reconocimiento?

¿Crees que todo lo que te pasa es casualidad o pura suerte?

Entonces quizá estés pasando por el típico síndrome del impostor, un síndrome que pasan 7 de cada 10 personas según la Doctora Valerie Young.
Da igual que seas una persona anónima que está cambiando el rumbo de su vida. O que seas una persona con responsabilidades estatales como una persona conocida y popular.

“Hay un montón de gente que piensa que soy un experto. ¿Cómo pueden creer eso de mí? Estoy muy consciente de todas las cosas que no sé.”
– Dr. Chan, ex-jefe de la Organización Mundial de la Salud

El síndrome del impostor es una serie de síntomas por los que millones de personas pasan cuando empiezan a tener éxito en sus vidas. Síntomas marcados por un falso concepto de uno mismo que en muchas ocasiones se caracteriza por una baja autoestima.

Síntomas del Síndrome del Impostor:

Además de los síntomas descritos el síndrome del impostor también es alimentado por las críticas envidiosas de la gente que nos rodea. El éxito y el poder a menudo generan celos y envidias.

Vivimos en una sociedad donde se cree que personas exitosas han tenido padrinos o han hecho “algo” no siempre bueno para alcanzar el éxito. Y cuando uno de nosotros lo alcanza no se quiere ver juzgado de esta forma por la sociedad. Es aquí cuando empezamos a dudar de nuestras aptitudes para el éxito.

El síndrome del impostor se da mayoritariamente en personas muy exigentes consigo mismas.

“He escrito once libros, pero cada vez que pienso, ‘uh oh, me van a descubrir ahora. He estado jugando con todo el mundo, y me van a descubrir.'” – Maya Angelou

Cuando pasas por este síntoma sientes que estás engañando, que eres un fraude y que corres el riesgo de ser desenmascarado. Y atribuyes el éxito que estás experimentando a un golpe de suerte. Te cuesta reconocerte.

Este síndrome del impostor es muy típico en personas que están reinventándose y que por fin se permiten vivir de lo que les gusta.

En Mundo Pránico nos encontramos con muchos estudiantes de Sanación Energética o de Marketing Espiritual que les cuesta creerse que el éxito que están experimentando es real.

De aquí que haya escrito este artículo, para que vieras que no estás solo, sino que somos muchos que hemos pasado por esto. Y me incluyo en el somos muchos, pues yo también pasé por este síndrome. Es por esto que a veces tengo que detenerme y recordarme que mi labor ha hecho bien a muchas personas.

¿Cómo solucionarlo? Te damos algunas Claves:


¿Te ha gustado el vídeo blog de hoy? ¿Crees que te ha sido útil? ¿Te ves identificado en los síntomas del impostor?
¡Por favor comparte con todos nosotros tu experiencia dejando tus comentarios más abajo!

Un abrazo,
Con Luz, Amor y Poder Divino

P.D.: Consulta todas nuestras actividades este mes visitando nuestra Agenda de Actividades Haciendo Click Aquí.

Dejános tu opinión

Comments

  1. Hola Marta me gustaría saber como hacer para superar el dolor de ver a mi esposo totalmente doblegado a su madre, el tiene 50 años y actúa como si fuera un niño, tanto que aun amándome no es capas de soltarse del yugo y decidió quedarse con su madre antes que liberarse y mantener nuestro matrimonio de 12 años y alejarse de su única hija a quien adora… el padece de incesto emocional y a mi me duele mucho ver como el prefiere estar con ella y no con nostras….el cuento es mucho mas largo y tanto mi esposo como yo traemos heridas desde la niñez ¿como puede ayudarnos las constelaciones familiares..?

  2. Hola!!!! soy sanadora pranica, siempre estoy dudando de mis capacidades y conocimientos, atiendo a muy pocos pacientes por esta misma razón, he tenido excelentes y comprobados resultados con las sanaciones aplicadas, pero siempre la duda es mas fuerte, ¿¿ seré buena sanadora?? soy capaz de tranferir suficiente energía??? abre limpiado bien el chakra???
    El otro inconveniente que tengo es que no puedo cobrar, me siento como avergonzada cada vez que tengo que decir el valor de la consulta y al final siempre termino pidiendo una contribución voluntaria y le pido al paciente que la ponga en una cajita que tengo, porque me incomoda que me den el dinero en la mano.
    Saludos !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *